La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) solicita al Servicio Galego de Saúde (SERGAS) que instale cargadores eléctricos en los estacionamientos de la red de hospitales públicos de la Xunta «lo antes posible», para atender la demanda real existente y cumplir con la normativa vigente en esta materia, promovida por la Unión Europea y desarrollada por el Gobierno de España.

Según ha informado el sindicato médico a través de un comunicado, con esta petición la CESM se hace eco de las quejas formuladas por «muchos» facultativos que utilizan vehículos híbridos o eléctricos habitualmente para desplazarse a su centro de trabajo, y se encuentran con que en los aparcamientos no hay enchufes para poder recargar las baterías, mientras desarrollan su jornada laboral.

Añade que, con la instalación de estos dispositivos, además de contribuir a la ecosostenibilidad y el respeto al medio ambiente, se daría cumplimiento al Real Decreto Ley 29/2021 de 21 de diciembre, que en su artículo cuarto obliga a que antes del 21 de enero de 2023, se instalen infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos en los edificios de uso distinto al residencial privado que dispongan de zonas de aparcamiento de más de 20 plazas.

La normativa hace especial referencia a los edificios dependientes de la Administración o de sus órganos adscritos, y establece que se instalará una estación de recarga por cada 20 plazas de aparcamiento o fracción en estacionamientos de hasta 500 plazas, y una estación más por cada 100 plazas adicionales o fracción, condiciones que los hospitales del Sergas cumplen.

La CESM Galicia señala además que el parking adyacente a la sede central de la Consellería de Sanidade y del Sergas en Santiago ya cuenta con estos dispositivos, como también lo tienen algunos estacionamientos contratados o concesionados, y reitera la urgencia para que la medida se extienda a todos aparcamientos de los hospitales públicos.