La Dirección xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta mantiene activo el Plan especial ante riesgo de inundaciones en Galicia (Inungal) con cuatro ríos –el Miño, el Mendo, el Mero y el Tambre- en situación de seguimiento por superar el nivel de desbordamiento.

Así figura en la última actualización de la situación en los ríos gallegos facilitada por el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE-112 Galicia) en relación al Plan especial ante risco de Inundacións en Galicia (Inungal) de la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior.

El cese de las precipitaciones durante el viernes y el sábado ha permitido que la mayoría de ríos que se encontraban en alerta por riesgo de inundación hayan desaparecido de la lista.

En este contexto, en la demarcación Miño-Sil únicamente se encuentra en situación de alerta el río Miño, a su paso por A Peroxa (Ourense) y Salvaterra (Pontevedra). Con todo, en el municipio ourensano ha dejado de estar en riesgo alto.

En cuanto a la demarcación Galicia-Costa, sólo quedan en riesgo los ríos Mendo y Mero en Betanzos (A Coruña) y el Tambre en Oroso (A Coruña).