La conselleira de Promoción do Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, ha pedido, preguntada por el caso de Baleira (Lugo), «una normativa con muy poco margen de interpretación» y que «facilite» su aplicación a los jueces.

Así se ha trasladado después de que esta semana dos hombres y una mujer aceptasen tres años de prisión por abusar sexualmente de manera continuada de una niña, hermana de ella, desde los 7 a los 13 años, unos hechos ocurridos en el municipio lucense de Baleira.

Ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Lugo, los acusados reconocieron los hechos, que sucedían habitualmente en el domicilio familiar de los procesados, dos hermanos y la mujer de uno de ellos. En virtud de este acuerdo, aceptaron tres años de prisión ellos como autores materiales de las agresiones y ella como inductora.

El fiscal pedía inicialmente 11 años de cárcel para cada uno, pero rebajó su petición a tres años tras reconocer las atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño. En concreto, se tuvo en cuenta que la causa lleva paralizada desde 2016 y que los acusados ya indemnizaron a la víctima con 50.000 euros.

A preguntas de los medios, Lorenzana ha contestado que es preciso tener «la seguridad jurídica» y «una normativa adecuada». «Es cierto que puede fallar con determinados casos, pero es muy importante recalcar que los jueces trabajan con las normas que proponemos los gobiernos y que aprueban los parlamentos», ha señalado.

Dicho esto, ha admitido que, dentro de ello, hay «una labor jurídica interpretativa», y ha considerado que «en la mayor parte de los casos se hace de forma estricta y bien».

«Lo primero en lo que tenemos que trabajar todos los gobiernos es a partir de la necesidad de una normativa muy clara, que tenga muy poco margen de interpretación y que facilite su aplicación en este tipo de casos, junto con otros tipos penales que no deberían dar ningún tipo de dudas, y garantizar a la ciudadanía una seguridad respecto a este tipo de situaciones», ha aseverado.