El Ayuntamiento de Begonte (Lugo) concenderá ayudas de 500 euros por familia a los afectados por las inundaciones registradas esta semana tras la crecida del río Ladra causada por las intensas precipitaciones que ha dejado el temporal a su paso por Galicia.

Este jueves, el regidor de Begonte, José Ulla, ha admitido que el gobierno local todavía se encuentra en fase de «estudio» sobre «cómo ejecutar» las ayudas y «en qué tiempos», aunque ha manifestado que espera que puedan concederse «lo más rápido posible».

El alcalde del PP recuerda que decenas de vecinos tuvieron que ser desalojados de sus viviendas cuando el río Ladra se desbordó «en muy poco tiempo» de tal manera que algunos tuvieron que ser rescatados en motos de agua y zodiacs.

Ulla dice que ahora tocará «buscar explicaciones» de lo sucedido. Incide en que evaluar «la causa» será fundamental porque «no llovió más que en otras ocasiones y, sin embargo, los daños han sido mucho mayores».

Con todo, ha recordado que el ayuntamiento reclama desde hace años la limpieza del caudal del río. «Hay árboles que se caen y que permanecen ahí y que pueden actuar de barrera. Los expertos tendrán que evaluarlo, pero no ha sido una excepcionalidad tan grande como para provocar este panorama», ha añadido.

Ulla ha incidido en que el hecho de «no estar viviendo una situación excepcional fue lo que hizo que los vecinos estuvieran relativamente tranquilos en sus casas», lo que motivó que algunos de ellos tuviesen que ser rescatados.

«No observar el peligro fue lo que hizo que no abandonase a tiempo sus hogares. Repito, el nivel del río aumentó a una velocidad fuera de los habitual en circunstancias similares», ha remarcado.