Adif y Adif Alta Velocidad contarán con aparcamientos seguros para bicicletas en un total de 42 estaciones de viajeros, cinco de ellas ubicadas en Galicia, para «promover la multimodalidad y la movilidad sostenible con la integración de modelos de transporte limpios, como son el ferrocarril y la bicicleta».

Las entidades acaban de adjudicar el contrato de arrendamiento de espacios en 18 estaciones de Adif y 24 de Adif AV para la instalación, mantenimiento y explotación de aparcamientos seguros de bicicletas, por un período de diez años, a la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por FCC Medio Ambiente, Don Cicleto y Benito Urban. Para su desarrollo, la UTE realizará una inversión cercana a 850.000 euros, han informado fuentes de Adif en un comunicado remitido a Europa Press.

En el caso de Galicia, se instalarán en las estaciones de Santiago de Compostela, Lugo, Vigo-Guixar, Ourense y Pontevedra.

Este tipo de aparcamiento modular, cerrado y cubierto ocupa la mitad de una plaza de coche y tiene un bajo impacto visual por su limitada altura, inferior a un metro y medio. Además, el modelo es sostenible y autónomo energéticamente al alimentarse con la energía fotovoltaica que carga las baterías, por lo que su instalación no requiere obra civil ni conexión a la red eléctrica.

Cada ubicación ofrecerá capacidad para al menos seis bicicletas y dispondrá además de cuatro unidades del modelo de aparcamiento ‘U invertida’, de carácter gratuito. En función del comportamiento de la demanda, está previsto aumentar la capacidad de las instalaciones.

Asimismo, el adjudicatario contempla la prestación en los espacios arrendados de servicios de alto valor añadido para el ciclista: mantenimiento de bicicletas, alquiler y venta de bicicletas o productos relacionados.

Los aparcamientos que se implantarán en las estaciones de Adif dispondrán de un sistema inteligente de apertura. Así, el control de acceso se realizará desde la app de registro y reserva de plaza, a través de una conexión segura Bluetooth entre el teléfono y la cerradura electromecánica, evitando así la gestión de llaves físicas y minimizando el consumo energético.