El concejal compostelano José Manuel Pichel ha presentado este miércoles su dimisión de su cargo tras trascender que el Ayuntamiento de Santiago alquiló una nave industrial para el departamento de Parques y Jardines a una empresa a la que él mismo está vinculado como accionista.

En una rueda de prensa en el consistorio, el concejal ha reconocido que «cometió un error considerable», el «no haber comunicado al alcalde ni al resto de la Xunta de Goberno» que es accionista de esta empresa, aunque ha afirmado que lo hizo «sin mala fe» y sin «ninguna intención de ocultar» esta situación.

En todo caso, y para que «no se cuestione la honorabilidad» de este gobierno local, ha decidido presentar su dimisión.