Las fuertes lluvias han extendido la alerta por desbordamiento a una docena de ríos de Galicia.

En concreto, la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior mantiene activo el plan especial ante el riesgo de inundación en Galicia (Inungal), en situación de alerta, ante el posible desbordamiento de los ríos Lerez, en Pontevedra; del Mera, en Ortigueira; del Furelos, en Santiso; del Mandeo, en Aranga; del Mendo, en Betanzos; del Ouro, en Foz; del Parga, en Guitiriz; del Ladra, en Vilalba; del Tambre, en Oroso; del Rego das Mestas, en Valdoviño; del Covo, en Cervo; y del Miño en Lugo

Según la información recibida mediante los sistemas de control y seguimiento, al superar los umbrales establecidos, estos cursos están presentando un crecimiento significativo de sus caudales, por lo que pueden llegar a darse desbordamientos puntuales.

LLUVIA ACUMULADA

El desbordamiento de ríos y la acumulación de agua a causa de la lluvia ha provocado, al margen de la alerta en estas zonas, desbordamientos de cauces en distintos puntos de la Comunidad, con la consecuencia, por ejemplo, de la afección en carreteras. La provincia más afectada es la de Lugo.

A este respecto, según la red de observación de Meteogalicia, el punto donde más lluvia se recogió desde el inicio del temporal fue en la pasada jornada en Labrada, en Abadín(Lugo), con 127,2 litros por metro cuadrado.

Este martes, en la estación de medición de O Xurés, en Muíños (Ourense), se han recogido acumulaciones de 26,8 litros por metro cuadrado.