Dos hombres a los que se incautó droga por valor de más de 32.500 euros en el domicilio de uno de los acusados situado en Sada (A Coruña) han aceptado la pena de dos años de prisión para uno y dos años y seis meses para el otro, en el juicio fijado para este lunes en la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Lo han hecho tras un acuerdo entre la Fiscalía y las defensas al reconocer los hechos los procesados y acordarse una rebaja de la pena, que los hombres aceptaron.

Respecto a la petición de la suspensión de la ejecución de la pena de prisión, uno de ellos no irá la cárcel si no delinque en tres años y el otro queda pendiente de una suspensión extraordinaria.

En el registro efectuado el 7 de diciembre de 2017, se incautaron 58,5 gramos de cocaína y más de 3.700 gramos de cannabis, con «cuya venta por dosis en el mercado ilícito» ambos acusados obtendrían la cantidad de más de 12.000 euros y 20.500 euros, respectivamente. La Fiscalía sostiene, además, que la droga aprehendida iba a ser destinada a «suministrar y facilitar el consumo de sustancias estupefacientes a terceras personas».

REDUCCIÓN EN LA PETICIÓN DE CONDENA

Inicialmente, el Ministerio Público pedía por un delito contra la salud pública para uno de los acusados la pena de cuatro años de prisión; para el otro procesado, seis años de cárcel; y para ambos, el pago de una multa de 97.874,934 euros.

Tras el acuerdo, ha modificado el escrito de acusación añadiendo una atenuante de dilaciones indebidas «por causa no imputable a los acusados» y ha dejado constancia de que los encausados eran «consumidores de sustancias estupefacientes en el momento de los hechos».

Así pues, ha impuesto la pena de dos años de prisión para uno de los acusados y dos años y seis meses para el procesado que concurre la circunstancia agravante de reincidencia. Respecto a las indemnizaciones, Fiscalía ha rebajado la multa a 36.352,278 euros para cada uno de ellos. La sentencia es firme y no cabe interponer recurso.

En el trámite relativo a la suspensión, la Fiscalía ha informado favorablemente de la suspensión ordinaria de la ejecución de la pena de prisión del primero de los procesados con un «plazo de tres años».En el caso del segundo condenado, planteó la posibilidad de una suspensión extraordinaria, pendiente de la presentación de informes por parte de la defensa.