La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Galicia ha denunciado este jueves que el Ayuntamiento de Lugo no ha pagado el complemento de productividad en la nómina del mes de noviembre a varios trabajadores, mayoritariamente mujeres, que han sido padres durante este año y que se han beneficiado de las bajas correspondientes por maternidad o paternidad.

Para CSIF, esta situación, que ya se ha producido el año pasado, es «una clara vulneración del derecho de igualdad y a ejercer la corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral». Por ello, la central sindical ha anunciado que recurrirá ante los tribunales en defensa de estos trabajadores.

Tal y como ha señalado CSIF en un comunicado, esta forma de proceder por parte del Ayuntamiento es «escandaloso y vergonzoso y solo se puede cualificar de comportamientomachista, en un gobierno que, sin embargo, se autoproclama progresista y feminista».

Asimismo, la central sindical ha lamentado que, pese a la demanda interpuesta el pasadoaño por los mismos hechos y de la que todavía no se conoce la sentencia, el Ayuntamiento de Lugo «persista en su negativa de abonar estas retribuciones a este personal, cuando es precisamente la administración la que debería de dar ejemplo de respeto a la legalidad vigente».

En este sentido, CSIF ha recordado que «existe jurisprudencia que determina que lasbajas por maternidad y paternidad no deben ser entendidas como bajas laborales».