La eurodiputada del BNG, Ana Miranda, ha denunciado ante la Defensora del Pueblo Europea la decisión de la Comisión Europea de vetar la pesca de arrastre en 87 caladeros del Atlántico sin haber realizado de forma previa un estudio de las consecuencias sociales y económicas de esta prohibición en el sector pesquero gallego.

«Es inaceptable que el comisario tome una decisión de este calado sin medir su impacto económico. Se trata de un defecto de forma muy grave», ha lamentado Miranda en un encuentro con el sector pesquero en la lonja de Ribeira (A Coruña).

Según ella, el comisario de Pesca debe dimitir por prevaricación, «por incumplimiento de los actos administrativos, ya que una medida de impacto económico tan grave debe ir acompañada no solo de informe científico, sino también de un estudio de impacto socioeconómico».

Miranda ha lamentado, además, que ni la Xunta ni el Gobierno central «supieron anticiparse a esta decisión». «La ignorancia de la Comisión Europea y la pasividad de los gobiernos gallegos y estatal tienen estas consecuencias», ha manifestado la eurodiputada nacionalista.

Desde el BNG han indicado que el próximo 29 de septiembre se celebrará la Comisión de Pesca, en la que se trasladará la situación del sector pesquero gallego al resto de eurodiputados, para la cual se solicitó la inclusión de este tema en el orden del día.