El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha acordado finalmente asumir la competencia del tribunal para investigar el hundimiento el pasado 15 de febrero en aguas de Terranova (Canadá) del ‘Villa de Pitanxo’, un accidente marítimo en el que murieron 21 marineros.

En un auto de este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 2 explica que no existe una clara previsión legal que aborde la casuística producida en estos hechos que pueda conducir a una determinación de la competencia clara , si no que pueden suscitarse interpretaciones de distintos signo.

No obstante, indica que de acuerdo con el principio de «ubicuidad» definido en un acuerdo del pleno no jurisdiccional del Tribunal Supremo, la competencia radicaría en el juez que primero haya iniciado las actuaciones procesales con el fin de evitar dilaciones indebidas.

Así las cosas, el juez concluye que en aras a evitar inciertas y posibles cuestiones de competencia con diferentes juzgados de instrucción, lo que podría dar lugar a dilaciones derivadas del planteamiento de las cuestiones, «procede mantener la competencia de este Juzgado Central de Instrucción para seguir conociendo de la presente causa».

Es por ello que el juez rechaza la propuesta de inhibición interesada por el Ministerio Fiscal y por la representación de Pesqueras Nores Marín SA y de Juan Enrique Marín.

CUESTIÓN DE COMPETENCIA

En un primer momento el Ministerio Público apuntó que la competencia sería de los Juzgados de Instrucción de Marín, la ciudad donde se encuentra el puerto base del barco. Así lo plasmó la Fiscalía en el informe que remitió el pasado mes de marzo al juez instructor, en el que ya avisaba de que la Audiencia Nacional no era competente para ahondar en los hechos.

A raíz de ese informe, el juez Ismael Moreno acordó el 4 de abril inhibirse en favor del Juzgado de Instrucción de Marín. No obstante, dicho juzgado pontevedrés rechazó la inhibición al entender que los supuestos delitos que se investigan fueron cometidos en aguas internacionales.

Posteriormente, la Fiscalía emitió un segundo informe sosteniendo que la competencia para indagar en los hechos era de los juzgados de Vigo por ser el puerto de la ciudad desde el que partió el barco el pasado 26 de enero. Finalmente, el juez ha rechazado este extremo.

SATISFACCIÓN DE LAS FAMILIAS

Por su parte, la portavoz de las familias, María José de Pazo, ha valorado que la Audiencia Nacional sea competente para instruir la causa. De tal forma, los familiares se muestran «muy contentos» de la noticia, ya que van «camino de siete meses» del siniestro.

«Teníamos mucho interés en tener un órgano instructor y que conociese la causa», explica. Así, ha dado las gracias a la defensa que los representa, así como a la Guardia Civil, que «continúa con la investigación.

De Pazo asegura que están «muy, muy, muy contentos» de «tener, por fin, un órgano que vaya a encauzar esta investigación e instrucción».

Asimismo, remarca que en el auto notificado este viernes «no se descarta la bajada al pecio», de forma que se va a pedir un informe para que el juzgado determine «la necesidad y utilidad» de esa medida. Por tal motivo, apunta que los familiares también están «contentos».