Unos 20 efectivos del Consorcio Provincial Contraincendios e Salvamento de A Coruña trabajan para sofocar el incendio forestal originado en la parroquia de Cures, en el municipio de Boiro, que ha calcinado unas 1.750 hectáreas, según las últimas estimaciones de Medio Rural.

En las tareas de extinción intervienen bomberos de Boiro, Ribeira, Betanzos, Cee y, además, está prevista la llegada de efectivos del parque de Arzúa.

Este sábado se ha desplazado hasta el Puesto de Mando Avanzado (PMA) de Ribeira, el diputado provincial responsable del área de Emergencias, Blas García, que según ha trasladado la Diputación de A Coruña, ha ensalzado el «papel fundamental» que realizan desde el Consorcio provincial para «minimizar los daños del fuego».

Asimismo, ha incidido en que la «colaboración y cooperación» entre las distintas administraciones es «fundamental» para garantizar «una mejor extinción y prevención de incendios».