El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha anunciado este jueves que cederá el estadio municipal de Balaídos para la celebración del concierto de Muse en el marco de la programación del Xacobeo, y ha justificado la decisión para evitar que el evento se celebre en A Coruña, destino que, según ha denunciado, ya había sido elegido por la Xunta «en marzo».

En una rueda de prensa, el regidor ha criticado que Alfonso Rueda (o algún otro conselleiro) haya rechazado reunirse con él para abordar esta cuestión, y lo haya emplazado a mantener un encuentro con la delegada de la Xunta, Marta Fernández-Tapias. «No quiere reunirse con el alcalde de la ciudad más importante de Galicia, presidente de la FEMP», ha censurado, y ha proclamado que esa negativa se debe a que «se quiere llevar a Coruña» el concierto.

Según Caballero, la Xunta tiene «decidido desde marzo» que Muse actúe en la ciudad herculina, mientras que el Ayuntamiento de Vigo «sigue sin recibir la solicitud» para celebrar el evento en Balaídos. Precisamente, después de expresar hace días su rechazo a ceder el estadio debido a las obras, el alcalde moderó su discurso y matizó que, si recibía una petición, estaba dispuesto a llegar a un acuerdo.

Este jueves, en un nuevo giro de la situación, ha anunciado directamente que, aún sin haber recibido esa solicitud, parará las obras de reforma del estadio y lo cederá para el concierto. «Ya no hay debate, que nos digan la fecha, y lo pongo a disposición. Ya no hay excusas para quitárselo a Vigo», ha proclamado.

En ese sentido, Abel Caballero ha instado a la Xunta a cerrar a actuación en la ciudad porque, con la oferta de ceder el estadio, el gobierno gallego «ya no puede echarse atrás». «Le estamos obligando», ha asegurado, aunque ha insistido en que «están buscando una excusa» para no hacerlo.