La mujer que sufrió un asalto en su casa en la parroquia de Candamil en el municipio de Xermade (Lugo), y que permanece en la UCI del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA), «evoluciona favorablemente», según ha destacado el alcalde de este municipio, Roberto García.

Hace unos 15 días un hombre entró en esa casa unifamiliar ubicada a los pies de la carretera LU-861, de la que supuestamente se había llevado el teléfono móvil de la víctima. Ese mismo día fue ingresada la mujer en la UCI con «un traumatismo en la cabeza».

La Guardia Civil mantiene abiertas «todas las líneas de investigación», que se encuentra «bajo secreto» de un juzgado de Vilalba, ha señalado.

El alcalde de Xermade ha puntualizado que la víctima «tenía un traumatismo en la cabeza, y ahora evoluciona favorablemente pero estuvo grave». «Estuvo sedada», ha abundado.

Además, el regidor ha señalado que este asalto «claro» que le preocupa, para advertir seguidamente que «Xermade es una zona rural, con la población dispersa y bastante gente mayor». «Esperemos que se esclarezca rápido quien fue el autor o autores», ha deseado.

García ha expuesto que por lo que le dijo la familia, «hubo una persona merodeando por ahí y después aconteció el asalto». «El autor se llevó el móvil (de la mujer) y posteriormente hubo movimientos bancarios y la autoría va enfocada por el tema económico», ha relatado.

Por parte del Ayuntamiento se apela a la «tranquilidad» y se anuncia que se va a «intensificar» la vigilancia, sobre todo, en los núcleos rurales del municipio para evitar este tipo de acciones violentas.