La Fundación Provincial Banco de Alimentos de Vigo repartió más de 2 millones de kilos de comida entre 22.000 personas vulnerables en 2022, lo que supone una cifra «prácticamente igual» a la registrada en el año anterior.

En un comunicado, Banco de Alimentos ha reivindicado que la entidad lleva varios ejercicios con un volumen de actividad «por encima de los 2 millones de kilos» de comida, «y todo apunta a que este 2022 podría ser similar», ya que la actual situación de crisis económica «obligará a muchas familias a seguir pidiendo ayuda».

De esos más de 2 millones de kilos, casi 190.000 correspondieron al compromiso «firme» de la entidad en su lucha contra el desperdicio, gracias a la gestión de las denominadas mermas, comida en «perfecto estado de consumo» que por diferentes motivos ya no se comercializa.

Esto gracias a la colaboración con empresas como Alcampo, Carrefour, Mercadona, El Corte Inglés, Supercor, Coren o la Organización de Productos de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín (Opramar).

«Asimismo, si algo caracterizó a nuestra entidad durante 2021 fue la mejora sustancial de la denominada cerca básica de alimentos que entregamos a las ONG con las que trabajamos. Somos conscientes de las exigencias actuales de llevar una alimentación más saludable y equilibrada. Incluir en dicha cesta básica productos como carne, pescado, frutas, verduras y todo tipo de conservas creemos que aportan un gran valor añadido en lo que aportes alimenticios se refiere», añaden desde Banco de Alimentos.