La junta de gobierno local de Vigo dio este viernes luz verde al proyecto de implantación de un ascensor que unirá las calles de Travesía y Aragón, a la altura de la iglesia de Santa Cura de Ars, salvando una pendiente vertical de diez metros.

«Iniciamos los ascensores y el Vigo Vertical entre Travesía de Vigo y la calle Aragón. Este es el primero», ha subrayado en rueda de prensa el alcalde, Abel Caballero, quien ha explicado que el elevador tendrá capacidad para 13 personas.

Junto con el elemento mecánico, el Concello aprovechará la obra, que supondrá una inversión de 721.000 euros, para renovar las redes de saneamiento de agua y de riego, y también cambiará la red de alumbrado público y las canalizaciones de saneamiento, sumideros, pozos y arquetas de conexión.

Por otra parte, Caballero inauguró este viernes la humanización realizada en la avenida de García Barbón, entre la rotonda con Rosalía de Castro hasta Isaac Peral, con un presupuesto de 2,1 millones de euros. En total, la inversión en dicha calle ya alcanza los 6,7 millones. «Es una humanización colosal», reivindicó el regidor vigués.