La Real Academia Galega (RAG) y el Ayuntamiento de Sada celebran la declaración como bien de interés cultural (BIC) de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán.

En un comunicado, la institución académica califica la decisión de «elemental justicia histórica que debería permitir en el futuro contemplar unido un patrimonio bibliográfico singular de todos los gallegos y gallegas.»

Lo hace después de que el Consello da Xunta aprobase el decreto que protege el conjunto de los libros que pertenecieron a la escritora coruñesa, con el que culmina el proceso que se puso en marcha a partir de la solicitud presentada a finales del año 2020 por la RAG, que conserva cerca de los 8.000 títulos que lo componen.

La protección alcanza también los casi 3.000 volúmenes que permanecen en las Torres de Meirás (Sada), la residencia de verano de Pardo Bazán, que pasó a manos del dictador Francisco Franco en 1938 y que ahora es, de forma provisional, patrimonio del Estado.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sada aplaude la medida, pero subraya que «sigue sin haber novedades respecto de la ampliación del Decreto BIC del Pazo». Al respecto, denuncia «pasividad» de la Xunta, «dado que los bienes muebles del pazo siguen en peligro».