Centenares de personas se han manifestado este sábado en A Coruña para protestar por la «complicidad» de las Administraciones en lo que denominan la «plandemia» de covid-19 y han instado a la gente a «salir a la calle y reconquistar los derechos perdidos».

Los manifestantes han salido de la Plaza de Galicia, donde se encuentra el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y han recorrido las principales calles de la ciudad herculina hasta llegar a la plaza de Maria Pita.

La comitiva, de la que gran parte de sus integrantes no llevaba mascarilla, han avanzado al grito de ‘libertad’ y ‘terroristas’, respecto a los gobiernos autonómico y central, que han centrado sus críticas.

«Esto hay que terminarlo ya porque es una mentira. Nos están arruinando y tomando el pelo, matando a nuestros viejos y llevando a la depresión a los niños», han asegurado los organizadores de la manifestación, de la asociación Reconquista, Asociación Abogados Eleuteria, y Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción (AECC).

«Nos quieren matar, es parte del Nuevo Orden Mundial», han alegado, mencionado algunas de las declaraciones de Bill Gates en redes sociales. A este respecto, han lanzado duras críticas contra la prensa, pidiendo a los presentes «que no vean la televisión» y «lean las redes»; así como contra la Corona, que han calificado de «cobarde».

Si bien la marcha se ha desarrollado sin incidentes destacables, han sido varias las ocasiones en las que transeúntes se han enfrentado a los manifestantes, afeándoles, por ejemplo, no llevar mascarilla. Ya en María Pita, se ha producido un rifirrafe entre los asistentes y otro hombre cuando este los ha insultado al asegurar uno de los manifestantes «haber sobrevivido dos años sin cumplir ni una sola norma del protocolo».

CRÍTICAS A XUNTA Y GOBIERNO

Con todo, gran parte de los reproches han ido a parar a las Administraciones, tanto a la central como a la autonómica, a las que han acusado de «mentirosas». «Son presuntos asesinos –los gobernantes– por omisión y comisión, según las medidas tomadas para una enfermedad creada en el laboratorio. Para muchos no será suficiente la cárcel, merecerán trabajos forzados», han afirmado.

El presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, y el titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, han acaparado la mayoría de las acusaciones, también en algunas de las pancartas que portaban los manifestantes al grito de, entre otros, ‘Feijóo, dictador, tirano y masón’.

«Esta manifestación es el inicio de la guerra del bien contra el mal», han convenido por último, además de criticar el proceso de vacunación, «que ofrece una falsa salvación» ya que «los ingresados en el hospital están vacunados».