Personal del Centro de Acollida e Protección de Animais (CAAN) de la Diputación de Pontevedra ha rescatado en estos primeros días del año dos camadas de ocho cachorros –uno no sobrevivió– que fueron arrojados a dos contenedores en los núcleos urbanos de Lalín y Pontecesures.

Aunque uno falleció al llegar al centro, otros siete, con apenas horas de vida en el caso de Lalín y escasos días en el de Pontecesures, se están recuperando con los cuidados del personal del CAAN.

La primera de las camadas apareció en una caja dentro de un contenedor en Lalín el 1 de enero en la calle Principal. Eran dos hembras –Alicia y Ana– y dos machos –Leo y León–, que falleció por su delicado estado de salud.

El día 12 de enero, personal del CAAN rescató otra camada, con una hembra –Sala– y tres machos –Yogui, Cibrán y Xenaro–, también de un contenedor de la calle Víctor García de Pontecesures.

El aviso lo dio una mujer que vio como paraba un coche cerca del lugar y, tras escuchar un ruido, se acercó al contenedor y vio a los perros, que también estaban en una caja.

En este caso, los cachorros, que tienen días, están de momento en buenas condiciones y están atendidos en las mismas dependencias de maternidad, renovadas en 2020.

EVOLUCIÓN Y ADOPCIÓN FUTURA

De seguir la evolución favorable, los cachorros pasarán en el centro al menos tres meses hasta completar las pautas de vacunación, antes de salir en adopción.

Cabe recordar que las adopciones en el CAAN son gratuitas y el personal asesora a las personas sobre el perro que puede adaptarse mejor a su situación. Para acudir al CAAN, hay que pedir cita previa en los números de teléfono 986 140 360 y 886 217 391.