La directora y presentadora de ‘Julia en la onda’ en Onda Cero, Julia Otero, ha regresado este lunes a su programa de radio tras superar el cáncer que le fue diagnosticado a inicios de 2021 y que le obligó a dejar temporalmente el espacio, en manos de la periodista Carmen Juan.

«El viernes, despedía con esta canción (‘Let’s Stay Together’) Carmen Juan el último ‘Julia en la onda’ de la semana pasada. No se me ocurre otra forma mejor para poner un punto y seguido. Aquí estamos todos otra vez», ha reflexionado la periodista al comenzar este lunes el programa.

Otero ha recordado que «casi, casi se ha completado una vuelta al sol» desde que dejó de estar frente a este micrófono de Onda Cero. Así, la presentadora ha señalado que «parece ayer, pero han pasado muchas cosas, algunas incluso buenas, aunque hay que entrenar la vista y el olfato para distinguir las pequeñas alegrías diarias que se cruzan en el camino». «Siempre las hay, pero, eso sí, hay que estar atentos», ha apostillado.

«Cuando se pisa el infierno se aprende rápido a celebrar la vida. Y eso es lo que la radio debe intentar cada tarde: celebrar la vida, divertir, entretener, dar qué pensar, acompañar. Y tocar un poco las narices, eso también», ha afirmado la periodista.

En este punto, Julia Otero ha apuntado que «la atmósfera circundante no es buena». «Se llevan los gritos, la mala leche, las mentiras, el insulto, la descalificación… pero esto no es el Congreso de los Diputados; esto es la radio, concretamente la nuestra y si hay que navegar contracorriente, se hace. En tiempos de cólera lo revolucionario es apostar por la serenidad», ha manifestado.

Otero, de 62 años, anunció en febrero de 2021 que padecía cáncer y se apartaba un tiempo de la radio para someterse al tratamiento. «En un control rutinario, de esos que todos tenemos que hacernos, llegó la sorpresa. En un rinconcito aparecieron células egoístas, como las llama el doctor López Otín», explicó la presentadora durante su programa radiofónico.

Recientemente, Julia Otero comunicó que no tiene «ni una sola célula cancerígena», aunque se mostró prudente al insistir en que «el cáncer es una espada de Damocles que dura cinco años como mínimo». Por lo tanto, soy siempre muy prudente, pero a estas alturas no tengo ni una sola célula cancerígena», señaló la presentadora.