Las 14 unidades de Atención Primaria del área de Vigo, donde se había «recomendado» la pasada semana la restricción de consultas (solo casos Covid y urgencias) para paliar los problemas de falta de personal, han retomado este lunes su actividad con normalidad, según ha asegurado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

En declaraciones a los medios en un acto en Ourense, García Comesaña ha afirmado que esos centros de salud, seis de la ciudad olívica y otros 8 de la comarca, han retomado las consultas habituales, tras la reincorporación de profesionales que estaban de vacaciones o de baja.

«Quedó claro en el propio escrito que remitió la gerencia de Vigo que era una medida asociada a un tema puntual», ha explicado, incidiendo en que las restricciones únicamente fueron planteadas para los días 4, 5 y 7 de enero por «coincidir» una planificación de vacaciones en esos centros con bajas por coronavirus entre los sanitarios.

Asimismo, ha puntualizado que «no se cerró ningún centro aunque a muchos les guste hablar de cierre», y ha añadido que «se bloquearon huecos» de agenda de pacientes que ellos mismos «determinaron que eran demorables» para tener margen para atender por si surgiese algo «importante», pero pasado ese periodo, «se ha vuelto a la normalidad».

MEDIDA «PUNTUAL»

El titular de Sanidade ha afirmado que la medida de restringir consultas se ha tomado en muchas comunidades autónomas, y ha insistido en que, en el caso de Galicia, la propuesta únicamente se trasladó a esos 14 centros del área de Vigo y de forma «puntual», ante el crecimiento explosivo de contagios (la viguesa es el área con el mayor número de casos activos de Covid).

García Comesaña ha subrayado que el gobierno gallego sigue «confiando y agradeciendo el trabajo de los profesionales de la Atención Primaria». «Tanto médicos como enfermeras están haciendo un trabajo importantísimo y mientras podamos atender esto y el resto de la actividad vamos a seguir haciéndolo», ha dicho.

ALIVIAR LA «PRESIÓN» EN PRIMARIA

En ese sentido, ha asegurado que la administración sigue trabajando para aliviar la presión de todos los niveles asistenciales y, en particular, el de la Atención Primaria, al tiempo que ha recordado que, en Galicia, la vacunación se hace fundamentalmente en recintos masivos.

En la misma línea, ha puesto en valor que todo el sistema de rastreo o medidas como los Covid-auto, se desarrollaron «para aligerar y aliviar» en lo posible el trabajo de los centros de salud. A ello se han sumado, en esta sexta ola, otras iniciativas como la autodeclaración de los casos positivos mediante el teléfono o mediante el formulario web, «todo para trabajar en la línea de aliviar la presión» y la carga administrativa.

Por otra parte, también ha apuntado que dos áreas sanitarias ya tienen incorporados a profesionales «que venían de jubilarse» y esta misma semana se incorporarán más al resto de las áreas. Su función será «fundamentalmente la gestión de las llamadas de los positivos, los seguimientos de los casos y la tramitación de las bajas».

Al respecto, ha recordado que el nuevo protocolo de seguimiento de casos establece una llamada cuando se conoce un caso positivo y una segunda «en torno al séptimo día» para confirmar que, «si no hay síntomas, puede darse el alta epidemiológica».