El abogado de la jueza Pilar de Lara, Agustín Azparren, ha manifestado que confía en que el Tribunal Constitucional admita el recurso contra la sanción de siete meses y un día, por dilaciones indebidas que le impuso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero ha matizado que podría tardar aún «varios meses».

La renovación o no el Consejo General del Poder Judicial puede ser clave en el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional por la ex jueza del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, ha señalado el letrado. En esa apelación se ha acreditado también que «hay vulneración de derechos fundamentales», en lo que fue la sanción que la apartaba de ese juzgado. Ahora Pilar de Lara ejerce en un juzgado de Ponferrada.

«Aunque se acredite que hay vulneración de derechos fundamentales, además tiene que haber un interés por el Tribunal Constitucional en que ese asunto tiene trascendencia, porque son temas que no han sido tratados por el alto tribunal», ha detallado el abogado.

Azparren confía que finalmente sea «admitido a trámite», aunque asume que «pasan muy pocos recursos, un cuatro o un cinco por ciento son los que se admiten». «Confiamos que pueda ser admitido (una vez presentado), es difícil pero lo que pasa es que viendo en lo que se basa el recurso hay cierta posibilidad de que sea admitido finalmente», ha apostillado.

Otra cuestión sobre la que se fía el exhorto es «la legitimidad del Consejo General del Poder Judicial, y este es un tema bastante importante que sí que se puede tener en cuenta». Fue el órgano que se encargó de imponer el castigo a la jueza lucense.

«Y se puede tener en cuenta viendo lo que ocurre con los problemas de que no se ponen de acuerdo los partidos políticos, en que se siguen aplicando sistema de cuotas», ha precisado.

«REPARTO DE CROMOS»

Azparren ha insistido en que esto «puede que tenga trascendencia para el Tribunal Constitucional porque ya se pronunció en 1986 y lo que dijo es que el sistema de que (el CGPJ) lo eligiera el Parlamento era constitucional, pero siempre que no se aplicara un sistema de cuotas, o lo que vulgarmente se da en llamar un reparto de cromos (entre los partidos para esta elección)».

«Desde 1986 y hasta ahora se ha visto que no ha sido así. Es una oportunidad de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre este tema», ha señalado finalmente el abogado madrileño.

La jueza Pilar de Lara fue desautorizada por dilaciones indebidas en las múltiples causas que llevó en el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, con operaciones importantes y mediáticas como la ‘Carioca’, sobre redes de prostitución, o la ‘Pokémon’ con ramificaciones en muchos ayuntamientos de Galicia y de fuera de la comunidad por «mordidas» a cambio de concesiones públicas.