Galicia registró en 2020 un total de 105 casos de VIH y 23 de sida, lo que ha supuesto una reducción mantenida desde 2012, cuando se contabilizaron 225. En el periodo 2004-2020, la incidencia de infección por el VIH es de 6,5 casos por cada 100.000 habitantes, lo que la sitúa por debajo de la incidencia anual española, que es de diez infecciones, y en los últimos ocho años se situó siempre por debajo de los siete casos al año por cada 100.000 habitantes (3,9 casos año en 2020).

Este miércoles, con motivo del Día internacional para la lucha contra el VIH, que tiene como lema la prevención, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña ha recordado algunas de estas cifras y ha remarcado que el «objetivo irrenunciable» debe ser que el 100 por cien de las personas infectadas, «independientemente de donde vivan», tengan acceso a los tratamientos antirretrovirales, algo que «está garantizado» en la Comunidad gallega.

Concretamente, el Sergas atiende a 5.725 personas con este tratamiento, lo que les permite vivir con una la enfermedad de forma crónica y con una calidad y pronóstico de vida «muy similar» a la de una persona no infectada, en palabras de Comesaña.

El titular de la Administración sanitaria gallega también ha destacado la relevancia del diagnóstico precoz, al respecto de lo que ha destacado la puesta en marcha de pruebas rápidas, gratuitas y anónimas para conocer si se tiene la infección, que mayoritariamente sigue siendo por la transmisión sexual.

Este programa ha permitido realizar 8.000 pruebas en nueve años, que han detectado 120 casos. Comesaña ha reafirmado el compromiso de la Xunta y ha remarcado que desde 2009 se han destinado más de 50 millones de euros anuales en la atención de pacientes gallegos. De la mano de entidades sociales, se han destinado 2,6 millones en ayudas.

DESTACA EL TRABAJO

El conselleiro de Sanidade clausuró este miércoles el acto de celebración de Día Mundial del Sida, en la que presidió la entrega de premios de investigación sobre el VIH y otras infecciones de transmisión sexual que concede el departamento sanitario gallego.

El acto, que fue inaugurado por la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, ha servido para reconocer el trabajo de los ganadores y su trabajo de divulgación y de mejora del conocimiento científico del VIH. Comesaña también agradeció el trabajo de todo el personal del Plan gallego anti VIH y otras infecciones de transmisión sexual y a todas las personas que dan visibilidad a la lucha contra el sida.

El conselleiro ha destacado que estos premios ponen en valor «los centros de investigación de vanguardia, que contribuyen a que Galicia sea una comunidad de referencia en el conocimiento de estas infecciones». La resolución de los premiados ha sido publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de este miércoles 1 de diciembre.

El primer premio está dotado con 3.000 euros y el segundo con 1.500 euros. Además, se han otorgado dos accésit sin dotación económica.

PREMIADOS

El primer premio fue para Tamara Gómez Dacoba, con el artículo ‘Retos tecnológicos en el desarrollo preclínico de una candidata a nanovacuna contra el VIH’, mientras que el segundo ha recaído en Eva Poveda López, por el artículo ‘Liberación masiva de microvesículas CD9+ en la infección por el VIH, independientemente del control virológico’.

El segundo accésit ha sido para Alejandro Ismael Lorenzo Pouso, por el artículo ‘Niveles de concienciación sobre la relación entre el cáncer orofaríngeo y la infección por el VPH entre mujeres españolas: un estudio transversal hospitalario’.

El primer accésit fue para Luis Margusino Framiñán, con el artículo ‘Eficacia y seguridad de Sofosbuvir/Velpatasvir +- Rivarina versus Glecaprevir/Pibrentasvir en pacientes infectados por el virus de la Hepatitis C del genotipo 3’.