Las familias del conocido como doble crimen del Cash Record, sucedido hace más de 27 años en el polígono industrial de O Ceao en Lugo, confían que la Audiencia Provincial de Lugo abra juicio contra el único procesado, un hombre que reside en Burgos y que en el momento de los hechos regentaba un bar en el casco viejo de la ciudad de las murallas.

Una «esperanza» que verbalizan después de que el juzgado de Primera Instancia número uno de Lugo haya concluido la investigación de este doble crimen, en el que fallecieron tiroteados una cajera, Elena López, y el reponedor, Esteban Carballedo, y atribuya al único procesado «serios indicios» de participar en los asesinatos.

La hermana de Elena, Isabel López, quien mantuvo durante todo este tiempo reivindicaciones, incluida una huelga de hambre, confesó que todavía se encuentra «nerviosa» por esa sensación de «poder decir que ya se sabe, con lo que hemos luchado».

Isabel López ha hecho una «valoración positiva» del cierre de la instrucción y espera que a «la Audiencia le valga toda la investigación que ha hecho el juzgado que ha visto indicios importantes» sobre el posible responsable del doble crimen.

La hermana de Elena, que descubrió los cadáveres en marzo de 1994, ha insistido en que confía que la Audiencia Provincial de Lugo «trabaje en función de lo que le ha trasladado el juzgado que le ha dado las pruebas o, si no, que abra una nueva investigación».

«Con esto está claro que esa persona estuvo implicada en lo que le imputan, el asesinato, robo con violencia (el presunto autor o autores se llevaron 5 millones de pesetas) y tenencia ilícita de armas», ha declarado.

En cuanto a sus sobrinos, Isabel López ha acreditado que, casi 30 años después, «están muy contentos, porque por fin ahora van a saber la verdad, que para ellos es muy importante conocerla».

«Uno de ellos, que mi ahijado, me dijo ‘les has ganado'», aunque todavía falte el juicio. «Ellos también tienen la esperanza de que se resuelva de una vez», ha subrayado.

Finalmente ha apuntado que el cierre de la investigación les ha supuesto a las familias «cierto alivio», aunque ha deslizado que quiere ser «prudente» y «no» hacerse «ilusiones». «De todas formas es un paso muy importante», ha manifestado Isabel López, que se ha mostrado «emocionada».