Unos 40 vecinos de Bande, Val do Limia y Celanova han realizado este sábado una marcha en contra de la «invasión eólica» prevista para Monte Grande, a las puertas del parque natural de O Xurés.

Esta movilización de Stop Eólicos de Xurés-Celanova se realiza contra los planes de Greenalia de instalar en la zona una central eólica de 12 aerogeneradores, que afectan a los municipios de Bande, Rairiz de Veiga e Verea. Así, ha contado con apoyo de entidades como Adega y Amigos das Árbores, así como del diputado provincial del BNG Bernardo Varela.

Esta ‘I Marcha en Defensa do Monte Grande’ ha partido a primera hora del centro de Bande y ha recorrido unos 11 kilómetros hasta el corazón del Monte Grande.

Los organizadores denuncian los daños ambientales, patrimoniales y económicos que puede ocasionar este proyecto eólico, «que Greenalia está empezando a negociar con las cinco comunidades de montes afectadas y con el propio Ayuntamiento de Bande».