El Ayuntamiento de Sanxenxo (Pontevedra) ha denunciando este jueves que el parque infantil de Soutullo, en Noalla, ha amanecido «completamente desvalijado», con daños en bancos, el vallado y en los columpios.

Así, fuentes municipales han señalado que han desaparecido los respaldos de 8 bancos de madera, los asientos y cadenas de los columpios, redes y parte del vallado del recinto, que apenas tiene un año de antigüedad.

El concejal de Medio Ambiente, Juan Deza, se ha desplazado este jueves al parque con personal de Parques y Jardines, para inspeccionar la zona y comprobar los desperfectos, que ascienden a unos 3.000 euros. La reparación de algunos elementos podrá ser realizada por operarios municipales.

El gobierno local de Sanxenxo ha apelado al civismo y al cuidado de los espacios públicos, ya que este tipo de actos vandálicos «repercuten en las arcas públicas de todos los vecinos y vecinas» del municipio.

SANCIÓN DE ENTRE 400 Y 600 EUROS

El edil de Medio Ambiente ha confirmado que se interpondrá denuncia en dependencias de la Guardia Civil para que investigue los hechos y pueda dar con el autor o autores del robo de los elementos que han desaparecido en el parque. Asimismo, también se pondrá en conocimiento de la Guardia Civil el destrozo de tres luminarias de suelo en el Parque Panadeira durante el pasado fin de semana.

La ordenanza de convivencia ciudadana tipifica este tipo de comportamientos como ‘muy graves’, lo que podría conllevar una sanción de entre 400 y 600 euros, además de la obligatoriedad de asumir la reparación o sustitución del elemento dañado.

El gobierno local estudia la posibilidad de prohibir la estancia nocturna en los parques infantiles para evitar algunos actos vandálicos que se están cometiendo durante las noches. Y es que, en ambos espacios, se han detectado restos de botellas, vasos y bolsas de plástico por el suelo.