La significativa reducción de casos en los últimos días sitúa a Galicia en niveles de presencia del SARS-Cov-2 más bajos del semáforo, con una incidencia acumulada a siete días de 9 casos por cada 100.000 habitantes y de 26 a 14 días, con lo que en próximas horas es previsible que la Comunidad gallega pueda anunciar su ‘nueva normalidad’. Rastreo ampliado, cribados y especial vigilancia de brotes son algunas de las claves.

Para este escenario de ‘normalidad’, que previsiblemente se confirmará con las cifras de este mismo martes, el comité clínico se reúne este lunes, precisamente con un día de adelanto sobre las convocatorias habituales. En este encuentro, la idea es dar luz verde definitiva al protocolo que se ha elaborado en semanas pasadas y que en las últimas horas se ha ultimado por parte de los miembros del grupo de asesores de la Xunta en la pandemia.

Este nuevo protocolo tiene varias vertientes. Por un lado, camina «de forma progresiva» hacia una vuelta de aforos en todas las actividades (como los espectáculos, ámbito cultural en general y actividades deportivas, todavía con más restricciones que otros sectores como la restauración) y horarios de apertura ligados a la licencia como antes de la pandemia (como es el caso de la hostelería y el ocio nocturno).

Otra de las cuestiones radica en la prevención y vigilancia de los brotes localizados, un apunte que ya deslizó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el pasado jueves en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, y que radica en actuaciones concretas para paralizar los brotes en cuanto se detectan, así como evitar la propagación.

De esta manera, el planteamiento que manejan los expertos, según las fuentes consultadas por Europa Press, apuntan a reforzar el rastreo de casos de forma ampliada. Esta cuestión ya se planteó en olas de coronavirus anteriores, de manera que además de realizar una localización de los contactos 48 horas antes de los síntomas o de la confirmación del contagio por PCR, se extendiese esta actuación a una semana vista.

Los cribados intensificados van parejos a este «retro rastreo», como ya se denominó en su momento. Así, la realización de pruebas para acotar y detectar los casos activos de coronavirus es otra de las claves que se recogerán en el nuevo protocolo, que dejará vigente los niveles de restricciones que hay actualmente para aplicarse de forma localizada en los brotes que se detecten.

La vigilancia es el tercer pilar de este protocolo. Para ella, se tendrán en cuenta parámetros como el aumento de llamadas y consultas realizadas al 061, una información que durante toda la pandemia se ha evaluado y de la que semanalmente ha ido informando el gerente del Sergas, José Flores, en las ruedas de prensa posteriores al comité clínico.

Otro de los factores que ponderará en el ámbito de la vigilancia es el estado de las urgencias, un índice que ya se computa actualmente para determinar la concurrencia de, no solo el coronavirus, sino de otras dolencias o la propia gripe.

Precisamente, una de las reivindicaciones de los trabajadores de urgencias ya antes y durante la pandemia –como punto de inflexión– es la creación de la especialidad de urgencias para contar equipos especializados en situaciones urgentes y catástrofes como la pandemia.

En una reciente entrevista con Europa Press, el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), Tato Vázquez Lima –que también es coordinador de urgencias del Hospital de O Salnés y miembro del comité clínico– defendía esta especialidad como una manera de saber atender desde un politraumatizado a una insuficiencia respiratoria como la que provoca el covid-19.

MANTENER LA «PRUDENCIA»

En declaraciones a los medios este lunes en A Coruña, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha destacado que la situación epidemiológica «es francamente buena», pero las decisiones que se adopten serán siempre con «prudencia». «Tenemos que compaginar la situación epidemiológica con todo lo que se lleva hecho», ha expresado.

El titular de la cartera sanitaria, que ha recordado que hace varias semanas que está en vigor el protocolo de hostelería y que acaba de ponerse en marcha el del ocio nocturno, ha explicado que se seguirán «puliendo aforos con los distintos horarios, combinado con la prudencia y siempre basados en la información clínica y la evidencia científica».

Comesaña, que ha apelado a seguir tomando decisiones con «prudencia y realismo», ha indicado que «hay muchas cosas para las que no hay fecha» y, una de ellas, es la de la retirada de la mascarilla en interiores. «Estamos en una fase anterior. La mascarilla y la distancia van a ser una constancia durante mucho tiempo», ha asegurado.

En la citada entrevista con Tato Vázquez Lima, el urgenciólogo se había mostrado partidario de mantener el uso en determinados contextos y, singularmente, en épocas del año específicas como durante la campaña de la gripe.

Al respecto, fuentes consultadas por Europa Press han ratificado que en ese ámbito se trabaja con esa idea. Así, una de las propuestas es mantener, pasado el tiempo y la pandemia, el uso de la mascarilla en centros hospitalarios y, especialmente, por parte del personal sanitario en la atención.

GENERALIZACIÓN DE LA VACUNACIÓN

En cuanto a la vacunación, también en días pasados el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, adelantó que Galicia propuso al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) llevar a cabo la campaña de la gripe y la aplicación de la dosis de refuerzo de forma simultánea a los mayores.

De hecho, encima de la mesa de los comités científicos está ya la generalización de la dosis de refuerzo a los mayores de 65 años, así como se estudia la posibilidad de aplicar esta tercera dosis al personal sanitario de primera línea.

En cuanto a los menores de entre 5 y 11 años, también el conselleiro de Sanidade afirmó en días pasados que el Sergas «está trabajando para tener todo preparado» para «iniciar», en cuanto sea posible, la vacunación en el colectivo de menores de 12 años.

«Estamos trabajando para, en ese momento, tener todo preparado para iniciar cuanto antes esa vacunación», dijo el pasado 22 de septiembre. La farmacéutica Pfizer es la primera que anunció resultados positivos (de condiciones de seguridad y respuesta) al respecto de un estudio internacional en este grupo de edad y ya los ha presentado ante las agencias del medicamento para su autorización.