El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha confirmado que la Xunta mantendrá los puntos de vacunación en el ámbito hospitalario, al tiempo que centrará su estrategia en «convencer» a aquellas personas que no han querido recibir la vacuna.

Así lo ha explicado, a preguntas de los periodistas tras la firma de un convenio con el gobierno local coruñés, después del cierre de los puntos de vacunación masiva, los últimos los de A Coruña y Pontevedra. «Al haber segundas dosis previstas», ha añadido el titular de Sanidade, que ha aprovechado para agradecer a los profesionales «el esfuerzo de los últimos días».

No obstante, ha incidido en que se seguirá con «puntos de vacunación en ámbitos hospitalarios, abiertos de lunes a sábado, con horario de mañana» y a los que se podrá acudir sin cita o con autocita.

NO VACUNADOS

En paralelo, ha añadido que se trabajará en el área pediátrica para que se llame a los menores de 12 a 15 años que figuran como no vacunados. Será para «identificar los motivos y luego facilitar la vacunación». «Y luego empezar también con los adultos», ha indicado.

El conselleiro ha admitido que hay gente «que no quiere vacunarse», pero ha asegurado que es un porcentaje «menor». Asimismo, ha dicho que los esfuerzos se centrarán en determinar cuántos de los 150.000 gallegos que figuran sin vacunar realmente no han recibido la vacuna.

Y es que, según ha precisado, hay personas que ya están vacunadas en otra ciudad o autonomía en la que residen, pero de cuya situación no se tenía hasta la fecha constancia.