El granizo caído en la tarde del 31 de agosto provocó daños en 273.000 kilos de uva en viñedos del Ribeiro, lo que equivale a cerca del 4% de la Denominación de Origen (DO).

De ello ha informado este viernes en la comisión de Agricultura el director de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, quien explica que el pedrisco cayó sobre unas 190 hectáreas, aunque con «diferencias de afectación».

Las zonas más perjudicadas fueron Gomariz, en Leiro; Riobó, en Cenlle; Pazos de Arenteiro y Laxas, en Boborás. La afectación en 60 hectáreas fue de un 30%, mientras que en 130 hectáreas fue de un 15%.

Asimismo, explica que tras lo sucedido se realizaron varias recomendaciones sobre tratamientos fitosanitarios en función de la fecha de recogida de uva.

Además, Cabarcos ha resaltado la importancia de que los productores se acojan a seguros agrarios, para lo cual la Xunta tiene abierta una lía de ayudas hasta el 15 de noviembre.

Por su parte, Carmen Rodríguez Dacosta (PSdeG) ha reclamado «premura» para cuantificar los daños y establecer líneas de ayudas directas, con un plan de recuperación de viñedos «si es necesario».

VENDIMIA EN RÍAS BAIXAS

En otro orden de cosas, la Denominación de Origen Rías Baixas ha informado este viernes de que se encuentra ya en «la recta final» de la vendimia.

Hasta la fecha, se han alcanzado los 43 millones de uva recogidos en la actual campaña, según datos de la Denominación de Origen.