El Banco de Alimentos de Lugo tiene reservas para un mes, «hasta mediados de septiembre», según ha alertado este lunes su presidenta, Amadora Núñez.

Núñez recalca que ha supuesto un cierto alivio «lo que aportó el pueblo de Lugo a través del Gadis, que fueron siete toneladas de arroz; la Fundación Reina Sofía que aportó 22 toneladas de pasta o la Xunta de Galicia, que entregó diez toneladas de aceite de girasol». «Con eso se va tirando», ha afirmado.

La presidenta del Banco de Alimentos ha asumido que «esto no da para mucho» y advierte de que «llegará hasta mediados de septiembre y eso porque había fondo de alimentos».

«También gente de Lugo nos ha donado lentejas y azúcar y gracias a Pepsi que nos trajeron dos trailers de refrescos y otro de patatas fritas para los chavales», ha añadido.

Amadora Núñez ha apuntado que el banco está «a la espera de que el ayuntamiento de Lugo done el dinero que dijo que iba a dar para alimentos». «Estamos esperando a que llegue».

En cuanto a las familias que atienden, calcula más de mil en las tres delegaciones; la de la ciudad de Lugo, la de A Mariña y la de la zona sur en Monforte.

Son también numerosas, más de 50, las familias que se encuentran aisladas por la covid a las que también llevan los alimentos a sus casas.

«En estos momentos mucha gente falta, mucha gente no puede desplazarse (a los almacenes del Banco de Alimentos) y no han podido venir desde hace dos martes porque hay mucha gente aislada», indica Amadora Núñez.