La Xunta y responsables de las fuerzas de seguridad han abordado en un encuentro celebrado este viernes extremar la vigilancia en el cumplimiento de las normas sanitarias con motivo del dispositivo de control ante el puente de este fin de semana

El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, se reunieron por videoconferencia con los jefes de las policías locales de las principales ciudades gallegas y con los mandos policiales de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Autonómica.

Las fuerzas de seguridad extremarán la vigilancia para evitar aglomeraciones de personas e incumplimientos en las normas de seguridad ante un puente en la que se prevén muchos desplazamientos y en la que tradicionalmente se celebraban muchas fiestas y reuniones en todo el territorio gallego.

En este sentido, han insistido en la importancia de realizar un llamamiento a la sociedad para recordar la necesidad de seguir respetando las restricciones a las que obliga la situación sanitaria por la covid-19.

Es por ello que los agentes vigilarán especialmente los lugares de ocio nocturno, la celebración de fiestas privadas y los botellones, que están prohibidos.

También se abordaron los diferentes escenarios que se abren de cara a este fin de semana, a la espera de la resolución del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la obligatoriedad de presentar el certificado covid para entrar en los locales de hostelería en los ayuntamientos de mayor incidencia epidemiológica.

MULTAS DE 200 O 300 EUROS

El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, apeló de nuevo la responsabilidad y recordó que, mientras la mayoría de la población no esté inmunizada, las normas siguen siendo de obligado cumplimiento.

Así, insistió en que los agentes vigilarán, especialmente en este fin de semana, que se respeten las limitaciones, y advirtió que el hecho de no hacerlo puede llevar aparejadas multas que, en los casos de los botellones, podrían elevarse a los 200 o 300 euros por participante.

Rueda agradeció el trabajo de las fuerzas de seguridad y pidió «sentidiño» a la población y especialmente a los más jóvenes, a los que solicitó prudencia porque «independientemente de que estén o no vacunados, las normas son para todos», del mismo modo que recordó el alto porcentaje de contagios que se producen en encuentros familiares.

PUENTE «PELIGROSO»

Por su parte, García Comesaña destacó que hay varios factores que hacen que este puente festivo sea «peligroso», como son el buen tiempo, las vacaciones, la celebración de fiestas populares y una «euforia» de la gente ya vacunada con una falsa sensación de seguridad.

Julio García Comesaña recuerda la pandemia sigue y que hay que ser prudentes, dado que a pesar de contar con más del 70% de la población inmunizada el «virus sigue circulando y puede hacer mucho daño».