La Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA) ha denunciado «malas prácticas» con cetáceos por parte de algunos bañistas, navegantes y usuarios del mar.

«Desde hace años las manadas de arroaces, son perseguidas y acosadas durante el verán desde que sale el sol hasta que se ponen». «Sobre todo cuando frecuentan los principales puertos deportivos de Galicia, entre ellos destacan Baiona, Combarro, Sanxenxo e Portonovo», señala la organización.

En un comunicado, afirma tener constancia del «buen hacer de muchos navegantes, que cuando detectan la presencia de cetáceos son respetuosos con la legislación vigente, con la presencia de los cetáceos e incluso dan avisos a la CEMMA para llevar el registro de estas especies».

Sin embargo, incide en que «ocasionalmente motos acuáticas y embarcaciones deportivas persisten en el acoso a las manadas». «Algunos marineros también arremeten habitualmente contra ellos calificándolos de ‘plaga'», una visión que califica de «falsa» y «distorsionada».

Por otra parte, apunta que anualmente mueren más de 70 arroaces en toda Galicia por causa de las actividades pesqueras. «Además, los arroaces de nuestras costas son los más contaminados de toda Europa y esta situación afecta a su salud».