La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha informado que la junta de gobierno provincial ha aprobado este viernes inversiones por un global de 1,5 millones de euros para renovar infraestructuras viarias.

En concreto, se trata de tres actuaciones. Por un lado, se ha dado luz verde al proyecto para «resolver demandas ciudadanas históricas» en la carretera provincial EP-8402, en el Ayuntamiento de Cuntis por 604.000 euros. En el Ayuntamiento de Salvaterra de Miño, se actuará en la EP-4006, para lo que se destinarán 214.000 euros. También se ha aprobado aprobado la adjudicación de las obras en la EP-3303, en el Ayuntamiento de O Rosal, por 650.000 euros, para «reconvertir de forma integral la carretera entre Tabagón y Goián».

Además, el Gobierno provincial ha cerrado este viernes la línea 3 del Plan Concellos, destinada a la creación de empleo para la conservación de bienes y servicios municipales. Concretamente, se completa este programa de ayudas con 36.000 euros para el Ayuntamiento de Dozón para contratar a cinco personas.

Según ha informado Carmela Silva, este año han solicitado esta línea de ayudas un total de 56 municipios, que recibieron un global de 9,2 millones de euros para contratar a 876 personas.

MAESTROS COMPOSTADORES

Además, la Diputación de Pontevedra acaba de aprobar este viernes en Xunta de Goberno la tercera línea de ayudas para subvencionar la contratación de maestros compostadores por parte de los ‘Concellos Revitaliza’.

Este personal pasará a formar parte de la plantilla de trabajadores municipal durante un plazo de tres años y se encargará de desarrollar el modelo de gestión de basura basado en el compostaje, con la gestión de los centros de compostaje comunitario, revisando y controlando los composteros individuales, y atendiendo a la ciudadanía.

Se trata de la tercera vez que la Diputación facilita la contratación de personal a los municipios adheridos al plan de compostaje provincial. En la primera convocatoria otorgó ayudas para contratar 13 puestos de técnicos, mientras fueron 14 en la segunda edición.

En esta ocasión, y después de consultas previas y mediante estudios de campo realizados por el personal técnico provincial, se estima que las necesidades de personal en los municipios quedarían cubiertas con un máximo de 15 nuevos maestros compostadores.

Los puestos se cubrirán con personal preparado en compostaje. Se llamará en primer lugar a las personas candidatas que forman parte de la vigente bolsa de empleo creada en su día para el nombramiento interino del personal Revitaliza, pero si es preciso, se convocará un nuevo proceso selectivo por parte de la Diputación para crear otra bolsa de empleo.

Los municipios que soliciten las ayudas para contratar maestros compostadores recibirán un número máximo de trabajadores (entre 1 y 4) que se determinará en función de la experiencia acumulada en el tratamiento de residuos orgánicos (hasta 60 puntos) –con la presentación de un proyecto de actuación– y de la posibilidad de alcanzar el tratamiento progresivo del 100% de la materia orgánica. La valoración se hará por medio de una comisión de expertos.