El Concello de Pontevedra ha comunicado este miércoles que no organizará actos masivos en el carnaval, como eran el desfile, el certamen de murgas, comparsas, parodia; si bien el ‘Entroido’ contará con su mascota, el loro Ravachol, que este año será indultado y no acabará pasto de las llamas en la plaza de A Ferrería.

La Concejalía de Fiestas trabaja en estos días en la elaboración de un programa distinto para el Entroido 2021 que tendrá como hilo conductor la memoria histórica del carnaval en la calle.

La concejala de Fiestas, Carme da Silva, ha comparecido este miércoles en rueda de prensa para avanzar que en los próximos días dará a conocer distintas actividades que promocionará el departamento que dirige y que serán propuestas que tratarán de recuperar la memoria histórica de estas fiestas en la ciudad, y que no supondrán la congregación de personas.

Estas exposiciones y similares también servirán para hacer un homenaje a todas las personas que año tras año participan en el entroido pontevedrés. En esta ocasión será un año «diferente y triste en el que recordaremos lo que esta situación tan dura no nos permite hacer».

Da Silva ha apuntado que la Asociación Recriativa de Xeve está confeccionando a Ravachol cumpliendo con todas las medidas sanitarias.

El protagonista del carnaval pontevedrés es el único elemento que se mantendrá de la tradicional fiesta de la ciudad del Lérez ya que el resto de actividades como el desfile, la noche pirata, la muestra de la parodia, o los concursos, son actividades que congregan a miles de personas en las calles y el contexto actual no permite hacer.

Además, también apuntó que todos estos grupos participantes, integrados muchos de ellos por más de 20 personas, no se están reuniendo debido a las prohibiciones sanitarias.