La presidenta de la asociación Si Hai Saída, Marta Rodríguez Engroba, se ha quejado este viernes del funcionamiento de la Comisarían de la Policía Nacional de Lugo con las víctimas de violencia de género y ha avanzado que ya ha solicitado una reunión con la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Rodríguez Engroba ha responsabilizado de ello al actual comisario, José María Estebán Corral, recordando que en los inicios de la asociación, contra la violencia machista, la «integración con la policía fue estupenda, en aquel momento dirigida por una persona muy implicada con la violencia de género».

«Era una comisaría normalizada, donde las mujeres podían acudir a pedir consejo sin ningún miedo porque iban a ser atendidas con cariño», ha subrayado.

Esta situación ha mudado hace un «par de años» con «el cambio de responsable de la comisaría, detectando que no a todos los policías que les implicaban en esta actividad de combatir la violencia de género lo hacían con agrado».

«Hemos constatado que hemos vuelto a ese concepto de institución machista, cerrada, en la que solo tienen cabida los colectivos de bien, sin tener en cuenta a una asociación como la nuestra que lo único que exige es una atención correcta a las víctimas de género, una protección a la que tienen todo el derecho», ha señalado.

Marta Rodríguez Engroba se ha quejado de «no» tener interlocución con el comisario, a lo que ha añadido: «Lo que no se puede permitir es que un comisario te diga que no vayas como presidenta de Si Hai Saída a acompañar a una víctima».

«Se supone que estamos todos trabajando con un fin común que es ayudar a las mujeres, y el comisario debería de hablar con nosotros pero desde que llegó a Lugo nos ha dicho claramente que no tiene tiempo a reunirse con nosotros. La única vez que lo conseguimos fue cuando pedimos ayuda a la subdelegada para una reunión pero no sacamos nada en limpio», ha afeado.

DENUNCIA POR REVELACIÓN DE SECRETOS

Además, la activista ha recordado una denuncia que le presentaron desde la comisaría a ella por «revelación de secretos» en el acompañamiento a una víctima, lo que le ha llevado a pedir otro encuentro con la subdelegada del gobierno, Isabel Rodríguez.

Marta Rodríguez Engroba ha apelado a que ella tiene una vida «fuera de la asociación» y que la denuncia le podría perjudicar: «Tengo una profesión y una actividad laboral relacionada además con datos confidenciales de personas».

«Vamos a pensar un poquito con la cabeza, por las repercusiones que una denuncia de tales características puede traer. Yo también tengo una familia, también tengo unas relaciones personales y una denuncia como revelación de secretos no puede ser que ponga en entredicho el trabajo de una asociación que llevamos más de seis años por y para las víctimas, y no para conseguir subvenciones, ni para salir en las fotos y alcanzar notoriedad», ha clamado finalmente la presidenta de Si Hai Saída.