Ciudadanos (Cs) sigue considerando necesario que los partidos «constitucionalistas» se unan de cara a las próximas elecciones autonómicas en Galicia para hacer frente al nacionalismo, que fue el argumento con el que, el pasado febrero, propuso la formación naranja al Partido Popular una coalición electoral. Una coalición para la que ahora, considera, «se siguen dando las condiciones».

Así lo ha dicho este lunes el dirigente de Cs y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, que ha pedido «un esfuerzo» al presidente de la Xunta, el ‘popular’ Alberto Núñez Feijóo, para evitar que el BNG gobierne tras los comicios del 12 de julio si pacta con el PSOE.

En una rueda de prensa telemática tras la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, Bal ha recordado que su partido concurre en coalición con el PP a las elecciones vascas, que, al igual que las gallegas, se tenían que haber celebrado el 5 de abril pero se aplazaron a causa del coronavirus.

A su juicio, el «peligro» que ambos partidos tratan de conjurar en Euskadi «existe también en Galicia», donde aún «se dan las condiciones» que llevaron a Cs a intentar acordar una coalición en febrero, ya que «el nacionalismo tiene fuerza» y «puede dar una sorpresa».

«Por tanto, al señor Feijóo le decimos que, dándose esas condiciones, hay que hacer un esfuerzo para que no se pierda un solo voto de los constitucionalistas en Galicia, para que no avance el nacionalismo y podamos ganar las elecciones aquellos que creemos en la igualdad de todos los españoles», ha manifestado, apelando a la «generosidad» del PP.

FEIJÓO SIEMPRE RECHAZÓ LA COALICIÓN

A finales de enero, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas –que entonces solo era portavoz en el Congreso– propuso formar alianzas «constitucionalistas» para las elecciones autonómicas en Galicia, País Vasco y Cataluña. Con el PSOE ni siquiera se llegó a hablar y al final solo se pactó una coalición en Euskadi, entre el PP y Cs, con el ‘popular’ Carlos Iturgaiz como candidato a lehendakari.

En Galicia, pese a la insistencia de la formación naranja, Feijóo siempre rechazó que ambos partidos se presentaran juntos a los comicios –aunque se produjo algún encuentro entre dirigentes de ambas formaciones con el fin de dialogar– y Cs descartó la opción de integrar a algunos de sus candidatos en las listas del PP, que era a lo que se abrían los populares.

Fuentes de la formación popular consultadas por Europa Press mantienen que la postura del partido no ha cambiado y no son favorables a una coalición. Tanto es así que los populares ya dieron por hecho que concurrirán con las mismas listas que habían registrado para el 5 de abril.

Unas candidaturas en las que los populares se limitaron a incorporar como primer suplente por A Coruña, a título particular, a un exdelegado de la formación naranja en Galicia, Juan José Chouza, que fue edil en la localidad de Ribeira por Cs. En 2017, Chouza, que también ha pasado por UPyD, anunció que dejaba la política, y concurría en calidad de independiente en las listas populares del 5A.

PINO PIDE UNA FÓRMULA GENEROSA

Tras las palabras de Bal, la portavoz de Ciudadanos Galicia, Beatriz Pino, ha incidido, a través de un comunicado, en esta propuesta lanzada a los populares con el objetivo de «no perder un solo voto constitucionalista» de cara al 12J.

La líder del partido naranja en la Comunidad vuelve a agitar la idea de que «el nacionalismo y el populismo siguen siendo una amenaza real», frente a la cual urge «más que nunca» la unidad del «constitucionalismo».

«Al igual que ya ha pasado en otras comunidades de nuestro país, los nacionalistas y populistas van a usar Galicia para seguir debilitando a España, para seguir dando otro golpe definitivo. Todos hemos visto ya quiénes son los aliados del BNG en el Congreso», ha añadido Pino.

Por ello, y con la vista puesta en la coalición ‘PP+Cs’ que fraguó en el País Vasco, Beatriz Pino apela a armarse de «una fórmula generosa, con altura de miras y de mano tendida a todos los constitucionalistas en Galicia».