El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé (PSdeG), ha acusado al jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijoo, de «pensar en él y no en Galicia» con su decisión de adelantar las elecciones al 5 de abril, si bien ve a su partido «en el mejor momento» para llegar al Gobierno de la Xunta.

«Él (Feijóo) siempre decía que tenía un gobierno estable, que había que agotar las legislaturas, que era un ejemplo de estabilidad… Y ahora hace lo contrario de todo lo que decía en este tiempo. Así que él (Feijóo) convocó las elecciones pensando en el bien del PP, en su propio bien y no de Galicia», ha manifestado el presidente provincial en la rueda de prensa posterior a la junta de gobierno local.

Sobre las posibilidades del PSdeG, el también alcalde de Monforte ha asegurado que su partido «está en las mejores condiciones desde hace quince años, desde que ganó Touriño la presidencia de la Xunta», por lo que considera que es «el mejor momento que tiene el Partido Socialista para conseguir la Xunta de Galicia».

«Estamos en una buena posición orgánica, hay una gran unidad dentro del partido, tenemos candidato, tenemos un programa. Por lo tanto, estamos en las mejores condiciones. La situación del electorado en Galicia evolucionó y se pudo ver en todas las elecciones que hubo en el año 2019», ha incidido.

Tomé ha afirmado que «los estudios» con los que cuentan los socialistas en estos momentos «confirman» la «tendencia» al alza del PSdeG. «Si somos capaces de trasladar ese mensaje, y para eso vamos a trabajar, el conjunto de la sociedad Galicia va a tener nuevo gobierno que liderará el PSOE y que Galicia necesita», ha sentenciado.

«No debemos olvidar que de los 39 años que llevamos de autonomía en Galicia, 33 los lleva gobernados el PP y seis, gobiernos socialistas. El PP gobernó 33 años y ahora lleva tres mandatos seguidos, por tanto hablar de los problemas de Galicia es hablar del PP», ha subrayado.

El presidente provincial de Lugo ha recordado que en las ciudades «se apostó por gobiernos de izquierdas» en unas elecciones municipales celebradas en 2019 que dejaron al PP fuera de los gobiernos de las ciudades y de «las grandes villas» de la provincia de Lugo.

«Yo creo que hay una ocasión importante para darle un cambio a Galicia y hacer nuevas políticas porque las que está llevando a cabo el Partido Popular no dieron resultados. Hay que ver lo que hizo estos días Feijóo que saca unas subvenciones para el rural recortando en torno a un 30 por ciento lo que iba destinado a los concellos, que es una auténtica vergüenza», ha aseverado.