La ministra de Trabajo y diputada por Pontevedra de la coalición Galicia en Común, Yolanda Díaz, mantendrá su escaño en el Congreso al igual que el resto de miembros del Gobierno del Estado por Unidas Podemos, según informaron a Europa Press fuentes del grupo confederal.

Sin embargo, en las filas socialistas, solo conservarán su acta como diputados el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; y los ministros de Hacienda y Transportes, María Jesús Montero y José Luis Ábalos. Así, el resto de ministros de la cuota PSOE renunciarán al escaño para dedicarse en exclusiva a sus respectivos Ministerios, han anunciado fuentes socialistas.

Los ministros que fueron en las listas del PSOE las pasadas elecciones del 10 de noviembre y que renunciarán «pronto» al escaño, según precisan fuentes del Ejecutivo son la vicepresidenta de Transición Energética, Teresa Ribera, así como los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo; Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; Educación, Isabel Celaá; Agricultura, Luis Planas; Industria, Reyes Maroto y Ciencia, Pedro Duque.

Serán sustituidos por otros parlamentarios con dedicación exclusiva que puedan garantizar su asistencia en cada votación. Lo mismo ocurrirá con los secretarios de Estado que son diputados, han confirmado a Europa Press fuentes del Gobierno.

LAS RENUNCIAS PUEDEN SER INMINENTES

Estas renuncias, según han precisado fuentes socialistas, se harán bien de forma inminente, puede que este mismo jueves, para que dé tiempo a llevarlas al Pleno de la semana que viene, o bien ya se dejarían para final de mes.

En cuanto a los diputados de Unidas Podemos que se han integrado en el Gobierno, el plan no ha cambiado, y sigue siendo el de conservar sus escaños, tal y como decidieron cuando asumieron sus carteras en el Ejecutivo de coalición, según informaron a Europa Press fuentes del grupo confederal.

De este modo, conservarán su acta de diputados el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias; los ministros de Igualdad, Irene Montero; de Trabajo, Yolanda Díaz; y de Consumo, Alberto Garzón; y las secretarias de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra; y de Igualdad, Noelia Vera.

No obstante, todos ellos han abandonado las responsabilidades que ejercían dentro del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos-En Comú-Galicia en Común, y no ostentan ningún cargo en las Comisiones que ya se constituyeron la pasada semana.

Así, Iglesias ha delegado en el diputado de En Comú Jaume Asens la presidencia del Grupo Parlamentario; Montero ha sido sustituida en la portavocía titular del grupo por el secretario de Acción Institucional de Podemos y diputado por Zaragoza, Pablo Echenique.

A su vez, Belarra ha sido reemplazada como portavoz sustituta por la diputada asturiana y secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón; Garzón ha cedido la portavocía de IU al secretario general del PCE, Enrique Santiago; y Díaz, la de Galicia en Común, al diputado Antón Gómez Reino.

Sí han tenido que renunciar a su escaño, por incompatibilidad con su nuevo cargo, la ya exdiputada por las Palmas y delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell; y el exdiputado por Valencia y director de la Inspección de Trabajo y Seguridad, Héctor Illueca.