El presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, ha lamentado este lunes que en el Parlamento catalán «no se legisle» ni se «tengan en cuenta» las demandas de los ciudadanos y que se «pisen por encima» los informes de los servicios jurídicos.

Así lo ha señalado Santalices antes de acudir en Vigo a una comida-coloquio organizada por el Círculo de Empresarios de Galicia con la ponencia ‘Un Parlamento aberto á sociedade e á empresa de Galicia’, a la cual han asistido, entre otros, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la delegada territorial del Gobierno autonómico en Vigo, Corina Porro.

Preguntado por la situación en Cataluña, el presidente de la cámara gallega ha asegurado que en el Parlamento de Galicia «se legisla, se discute y hay acuerdos», a lo que ha añadido que también se respetan las decisiones de los letrados de la cámara «porque llevan por el camino adecuado». «En nuestro Parlamento no hay matonería política, ni yo la iba a consentir tampoco», ha reivindicado.

«En el Parlamento catalán hay todo lo contrario. No se legisla, no se tienen en cuenta las demandas de la sociedad, se pisan por encima los informes de los servicios jurídicos… Es más, no solo se pisan, se cesa a los jefes de los servicios jurídicos con una clara intención de pasar por encima de lo que ellos advirtieron», ha criticado Santalices en relación a la sentencias del ‘procés’.

PARTICIPACIÓN

En otro orden de cosas, durante el acto, el presidente ha destacado la importancia de la participación ciudadana y empresarial a la hora de aportar medidas para hacer leyes «mucho mejores», por lo que ha propuesto articular un programa Empresa-Parlamento para propiciar una «interlocución fluida que beneficie a la empresa, a la economía y a la sociedad gallega».

«Nada de lo que España y Galicia son en la actualidad, ni de lo que seremos en el futuro, será posible sin la empresa privada», ha asegurado, por lo que ha reconocido el «profundo desasosiego» que le provocan las declaraciones que desdeñan el labor del empresariado.

A su juicio, una de las obligaciones del Parlamento consiste en contribuir a configurar un entorno «amigable» para la actividad de las empresas, los autónomos y los emprendedores, porque también de esta forma «se estará promoviendo la generación de riqueza y de empleo, la única fórmula conocida para blindar el sistema de bienestar, para tener calidad de vida y disponer de sanidad, educación, servicios sociales y pensiones para todos».

Por su parte, la presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia, Patricia García, ha destacado la importancia de respetar las instituciones «que han crecido al amparo de la democracia» y que «representan» a la sociedad civil.

«Queremos sociedades abiertas en las que las instituciones, en este caso el Parlamento de Galicia, la sociedad civil y los empresarios rememos en una dirección, que es que España y Galicia estén en la economía mundial», ha subrayado García.