El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha destacado los avances registrados en las oficinas de atención a las víctimas que funcionan en las ciudades gallegas y ha apuntado que el objetivo es que en 2020 «se consolide» un servicio que, ha esgrimido, es «fundamental».

Antes de participar en un acto en la Escola Galega de Administración Pública (EGAP), Rueda ha señalado que la atención a la víctima es «absolutamente necesaria» en una justicia «moderna y cercana», que pretende estar «lo más cerca posible de quien lo necesita». «Y las víctimas lo son», ha remarcado.

En este sentido, ha señalado que estas oficinas están ya «arrancando en toda Galicia», con un profesional de la psicología «en las siete ciudades». «También empieza a trabajar un profesional del Trabajo Social y, poco a poco, iremos completando esas oficinas multidisciplinares que necesitan más medios y más personal», ha esgrimido.

«Espero que en 2020 demos un paso fundamental para consolidarlas. Estamos en contacto con la Fiscalía para lograrlo y creo que damos pasos importantes. Las oficinas se están conformando con dos personas, además de los funcionarios judiciales que las atienden. Nuestra intención es que en 2020 se consolide este servicio fundamental. La diferencia entre que una mujer se decida a dar el paso de denunciar puede estar en que sepa que desde el principio va a estar atendida y acompañada», ha aseverado.

El vicepresidente ha ratificado que este servicio funciona, en principio, en las ciudades gallegas, aunque la intención del Ejecutivo es extenderlo si es posible. «Ahora habrá que hablar con los colegios de abogados y la Fiscalía, también hace falta mucha coordinación con el Ministerio del Interior, es una red compleja que poco a poco vamos tejiendo», ha zanjado.