El PSdeG reivindica las medidas que aprobó este viernes el Gobierno en Consejo de Ministros para la industria electrointensiva y las confronta con que, frente a esto, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, «queda en el mundo de las falsas promesas».

Los socialistas gallegos, a través de una nota de prensa, destacan las ayudas de 25 millones de euros a la planta de Alcoa en San Cibrao, en Cervo (Lugo), por los costes de la energía.

Además, tildan la propuesta de estatuto elaborada por la Xunta de «panfleto sin memoria económica» y resaltan que la decisión del Ejecutivo «muestra que el Gobierno socialista trabaja en defensa de las industrias gallegas en un momento de complejidad, cumpliendo con Galicia».

También apunta a 600 millones de euros comprometidos para la transición ecológica «justa» en distintas zonas afectadas en España y añade que «está comprometido específicamente en la elaboración de un convenio de transición para As Pontes que tenga en cuenta a los actores implicados, como transportistas y trabajadores de la central y de las auxiliares».