El diputado de Galicia en Común Antón Gómez Reino ha tildado este martes de «electoralista» la salida de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos y ha pedido al Gobierno que no permita que se hagan misas o se rindan «honores a un dictador» en un lugar de patrimonio público como el Cementerio de Mingorrubio, donde será inhumado este jueves.

Así lo ha asegurado el diputado gallego antes de participar en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso y a dos días de que los restos de Franco sean trasladados al panteón que su familia tiene en el citado cementerio madrileño.

Gómez Reino ha recalcado que el Gobierno no tiene que hacer «ninguna celebración» por el traslado porque llega «40 años tarde». «Si alguien tiene que celebrar y a alguien hay que agradecer que Franco vaya a salir del Valle de Cuelgamuros es a las asociaciones de memoria que llevan tanto tiempo trabajando», ha dicho.

Además, ha recalcado que si el PSOE «creyera de verdad en la memoria histórica habría devuelto el Pazo de Meirás y la Casa Cornide a los gallegos».