El regidor de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha evitado adelantar si ha habido negociaciones tanto en el Ayuntamiento de Ourense como en la Diputación de Ourense, donde ninguno de los partidos ha logrado la mayoría absoluta.

«Las cartas se han repartido, el pueblo repartió y ahora empieza la partida de poker», ha aseverado Pérez Jácome este miércoles, tres días después de que Democracia Ourensana fuese la lista más votada en las elecciones locales de Ourense y se hiciese con tres diputados en la Diputación de Ourense, donde el PP de Manuel Baltar volvió a quedarse a un acta de la mayoría absoluta.

A preguntas de los medios, el alcalde no ha querido confirmar si se han producido los primeros contactos. «No podemos dar ese tipo de información, no estamos autorizados. Si te lo digo tendré que matarte», ha bromeado antes de incidir en que «de momento las primeras propuestas ponen de condicionante la máxima confidencialidad».

«Pérez Jácome pacta con el diablo si con ello conseguimos el cielo para Ourense», ha reiterado el regidor a la pregunta de si Democracia Ourensana se plantea un acuerdo con el PSOE por el que retendría la Alcaldía a favor de apoyar a los socialistas en la diputación.

En el enten provincial, los populares se mantienen con 12 diputados, el Partido Socialista ha bajado a 7 y el Bloque Nacionalista Galego y Democracia Ourensana han subido a 3 representantes por partido, por lo que socialistas y nacionalistas necesitan a Democracia Ourensana para que den las cuentas en el objetivo de derrocar a Manuel Baltar.

Los socialistas, a nivel provincial, habían respaldado al secretario provincial, Rafael Rodríguez Villarino, como «interlocutor natural» en las negociaciones, sin embargo por su parte fuentes de la dirección del Partido Socialista Gallego han subrayado que «no contemplan negociar nada con Jácome» y recordaron que la dirección gallega «es la encargada de proponer y liderar los marcos de los acuerdos con otras fuerzas».

«Es la dirección del PSdeG quien tiene que proponer posibles presidentes y en Ourense no se descarta ningún escenario ni posibilidad de llegar a acuerdo, pero en todo caso no se contempla negociar nada con Jácome», han manifestado, añadiendo que «no entrarán» en «una subasta de instituciones».