El portavoz parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, ha definido la política eólica de la Xunta como «ejemplo paradigmático de su déficit de gestión» y ha indicado que es «pintoresco y preocupante» que se esté «forzando el límite de plazos» para aprobar las 140 declaraciones de impacto ambiental de las que dependen los parques eólicos antes de este miércoles.

En la rueda de prensa habitual de los lunes en la Cámara gallega, Álvarez ha insistido en que a la Xunta «no le importa poner en riesgo inversiones estratégicas con el único afán de confrontar con el Gobierno de Sánchez».

De este modo, ha acusado al gobierno de Rueda de «mantener paralizadas las declaraciones desde hace más de dos años». Así, ha apuntado que «no le pueden pedir al Gobierno central la misma diligencia que tuvo la Xunta», cuando «han retrasado la gestión de forma deliberada».

En esta línea, Álvarez ha indicado que «ahora resulta que Galicia pretende liderar el proceso de descarbonización», algo que a los socialistas les resulta contradictorio ya que «hasta hace muy pocas semanas la Xunta tildaba permanentemente de proceso desordenado».

Además, el portavoz parlamentario del PSdeG, ha insistido en que esta gestión del sector eólico muestra una Xunta «inconsciente, inoperante e insolvente».

Así, ha recordado que la propia dirección xeral de Saúde Pública «informó en contra de las autorizaciones de dos parques eólicos que dos meses antes habían sido declarados estratégicos, lo que permitía automáticamente el trámite».