El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha confirmado que el Gobierno gallego tiene «prácticamente cerrada» la compra del patrimonio cultural ubicado en la Casa Galicia de Uruguay, en Montevideo.

En la rueda de prensa de este jueves ofrecida tras el Consello de Goberno, el presidente del Ejecutivo autonómico ha explicado que cuando comenzó todo el proceso de disolución de la Casa Galicia en Uruguay, surgieron muchas derivadas, «empezando por la atención sanitaria que allí recibían muchos gallegos o personas con ascendencia gallega».

«Nuestra preocupación fue colaborar con el Gobierno de Uruguay y con el Ministerio de Sanidad para garantizar que esa atención se mantuviese», ha detallado Alfonso Rueda.

Por otra parte estaba, ha señalado, el «rico patrimonio cultural», que debía seguir, «en la medida de lo posible, en manos públicas y vinculada a Galicia».

Entre las obras está la conocida como ‘A Santiña’ de Asorey, «la muestra más icónica, pero que no es la única». «La adquisición está prácticamente cerrada y quedará en manos públicas, de la Xunta, en principio quedará en Montevideo, vinculada a la Comunidad gallega que sigue existiendo allí», ha apuntado.