El portavoz de Agricultura del Grupo Socialista, Martín Seco, ha dicho este viernes que la decisión del Gobierno gallego de quedar fuera de la Estrategia para la conservación y gestión del lobo, aprobada en la Conferencia Sectorial del 28 de julio, ha provocado que Galicia pierda 4,3 millones de euros del gobierno central para indemnizaciones a los ganaderos.

El responsable socialista ha presentado una batería de iniciativas parlamentarias en las que apunta que Galicia es la única autonomía del norte que no suscribió la dicha Estrategia. Esta decisión hizo que, junto con Madrid, que se adhirió el 22 de diciembre, tras el cierre contable, «sean las únicas dos autonomías excluidas de los fondos del Ministerio para la Transición Ecológica para la protección del ganado e indemnizaciones de los daños ocasionados por el lobo», afirma el sociaista.

Seco advierte de que «la lamentable decisión del Gobierno gallego deja a los ganaderos únicamente con las ayudas convocadas por la Xunta con fondos propios», que ascienden a 1,75 millones de euros, una partida que según las organizaciones agrarias es «totalmente insuficiente» para prevenir los daños de la fauna salvaje en las explotaciones ganaderas gallegas.

La inclusión en la estrategia, dice Martín Seco, «no impedía que el Gobierno gallego pudiera seguir con recursos y el posicionamiento que quisiese» sobre la gestión del lobo, pero «permitiría beneficiarse del reparto presupuestario para las medidas de prevención e indemnización por daños del lobo al ganado, lo que supondría más de 4,3 millones de euros para el territorio».