La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha calificado este viernes de «intolerables» las declaraciones de la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, Pam, sobre los efectos de la ley de solo sí es sí, recordando que «la violencia machista es una cosa absolutamente seria»

Hace unos días, Pam Rodríguez ironizaba durante la grabación de un podcast organizada por Podemos sobre los efectos de la nueva Ley de Garantías de la Libertad Sexual, un tono y unas palabras que han suscitado polémica y por los que este viernes ha pedido disculpas, aunque ha reiterado que sus palabras se descontextualizaron.

En este sentido, Carmela Silva ha dicho que «era imprescindible» que la secretaria de Estado diese este paso y pidiese disculpas por tratarse de un tema «absolutamente» serio y «dramático».

A renglón seguido, y sin salir de cuestiones polémicas en el ámbito de la igualdad y los derechos de las mujeres, Carmela Silva ha exigido al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que «hoy mismo pida la dimisión del vicepresidente de Castilla y León», Juan García-Gallardo, de Vox, por el que anuncio de que su Gobierno instaurará medidas antiabortistas, entre las que se incluyen obligar a los sanitarios a ofrecer a las embarazadas que pretendan interrumpir su embarazo la posibilidad de escuchar el latido del feto y obtener una ecografía en 4D.

Así, Carmela Silva ha recordado que el presidente gallego, Alfonso Rueda, «ayer salía pidiendo la dimisión de la secretaria de Estado por esas declaraciones que, repito, fueron absolutamente desafortunadas, pero hoy lo veo callado» frente al anuncio del vicepresidente de la Junta de Castilla-León.

Respecto a esas medidas antiabortistas, Carmela Silva las ha calificado como una «falta de respeto a los derechos de las mujeres» y ha recordado que ya el popular Alberto Ruiz Gallardón, en su etapa de ministro de Justicia, «pretendió modificar la Ley del Aborto para quitarles derechos a las mujeres».

«En el cuerpo de las mujeres mandamos las mujeres», ha proclamado la presidenta. «Las decisiones sobre nuestro cuerpo son nuestras y hay una ley que nos ampara», ha dicho.

Por último, Silva ha añadido que espera que el anterior presidente de la Xunta y hoy presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, «salga diciendo que es intolerable y que el Partido Popular no apoya esto», en relación a las medidas de Castilla y León, de las que considera a los populares «cómplices».