El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha calificado de «broma de mal gusto» que el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, rechazase este mismo jueces «hablar de plazo» para la llegada de los trenes Avril, de alta velocidad, mientras defendía que se debe «primar la seguridad» en la fase de homologación de estos vehículos y se advertía que «ahora no es momento de correr».

«Me parece una broma de mal gusto», ha sentenciado Rueda, a preguntas de los medios en la comparecencia posterior al Consello de la Xunta. En ella, ha criticado que el PSdeG se ajuste a la «consigna» de defender lo que haga el Ejecutivo que dirige Pedro Sánchez aunque «perjudique» los intereses de la Comunidad.

El mandatario autonómico ha recordado que el primer compromiso para la llegada de estos trenes fue junio del año pasado y que, una vez incumplido, hubo un baile de fechas que ha censurado con dureza. «Y ahora vienen a decirnos que no hay que hablar de plazos o que ya veremos», ha lamentado.

A renglón seguido, ha advertido de que para la ciudadanía gallega «no es una broma» la situación y ha reiterado, al igual que en la pasada jornada, que quiere saber no sólo cuándo van a llegar los trenes, sino «cuántos y de qué tipo», ya que los vehículos en construcción tienen distintas especificidades técnicas.

«Espero que esta vez seamos prioritarios para Sánchez», ha zanjado.

EJECUCIÓN DE LOS FONDOS DE VIVIENDA

En otro orden de asuntos, Rueda se ha pronunciado sobre las críticas del líder del PSdeG, Valentín González Formoso, quien ha denunciado la «falta de sensibilidad» de la Xunta con respecto a las necesidades de los gallegos y ha centrado esta crítica en que «solo esté ejecutado el 3,4 por ciento de los 53 millones en ayudas para acceso a la vivienda en 2022, de los cuales más del 90 por ciento son fondos que proceden del Estado».

Rueda ha replicado que «la mayoría» de fondos de vivienda fueron «transferidos en el último cuatrimestre» del año pasado, por lo que ha censurado que los socialistas empiecen a criticar la ejecución «en enero». Lo ha vinculado con un intento de ocultar que «tres cuartas partes» de los fondos industriales procedentes de Europa, cuya gestión «se ha reservado» el Ejecutivo central, «siguen embalsados».

ALMUIÑA Y EL PUERTO DE VIGO

En otro orden de asuntos, ha ratificado que la intención del exconselleiro Jesús Vázquez Almuiña, ‘oficializado’ en la pasada jornada como candidato popular a la Alcaldía de Baiona (Pontevedra) para los próximos comicios, es seguir al frente del Puerto de Vigo al menos hasta mayo.

Rueda ha rechazado hablar de sustitutos para Almuiña en la Autoridad Portuaria y de qué ocurrirá tras los comicios, al tiempo que ha insistido en que le ve opciones de alcanzar el gobierno local.