Las Xuventudes Socialistas de Galicia (XSG) han estado recogiendo firmas en Ames (A Coruña) para llevar al Parlamento una iniciativa legislativa popular (ILP) con el objetivo de mejorar la conexión interurbana en Galicia.

En un comunicado emitido por las XSG, han señalado que la campaña se enmarca bajo el lema ‘aBUSar nunca foi TRENdencia’ y lo que pretenden es dar a conocer «el abandono» que sufre el rural por parte de la Xunta, en cuanto a transporte público se refiere. De esta forma, la organización ha resaltado que el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, «demuestra cada día que, o bien es un ignorante, o finge serlo».

El secretario xeral de XSG en Ames, Antón Rivas, ha denunciado la «precariedad del servicio de transporte público en Galicia que profundiza en la dificultad de los jóvenes del municipio, con dificultados económicas, de poder desplazarse sin problemas».

Por otro lado, el secretario xeral a nivel gallego, Xurxo Doval, ha animado a Rueda a que «rompa con el sistema monopolístico y saque bonificaciones con fondos propios». Doval también ha remarcado que han desaparecido varios servicios esenciales, como las líneas nocturnas, que según ha indicado tenían una segunda función importante: «Cumplir con la seguridad vial en las fiestas de los pueblos».

También el alcalde de Ames, Blas García, ha apoyado la iniciativa por la importancia del servicio de bus nocturno, al tiempo que ha destacado que este medio de transporte es «el medio principal para los jóvenes que van estudiar a Santiago». A este colectivo también ha añadido a los que se desplazan por motivos laborales a la capital gallega.

Así, García también ha hecho referencia la Tarxeta Xente Nova y ha apuntado que «tarda mucho tiempo en recargar», lo que provoca «problemas a los jóvenes y a sus familias». Finalmente, ha recordado que, con la anterior licitación de este servicio, el «tiempo de espera desde Milladoiro era de 15 minutos y ahora se ha incrementado en más de 20».