El BNG se desmarca del acuerdo tácito para la renovación del consejo de administración de la Corporación de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), que tiene pendiente la inclusión de dos integrantes a propuesta del PPdeG, tras la dimisión de dos de sus miembros. Así, los nacionalistas ponen condiciones para dar su apoyo, ya que la votación precisa de una mayoría reforzada, pero con algunos votos del PSdeG sería suficiente para lograr este objetivo.

La inclusión de la renovación de los nombres del consejo de la CRTVG está previsto que se debata en la reunión de la junta de portavoces de este martes en el Parlamento de Galicia, tras comparecer Margarita López Blanco y Álvaro Alonso Filgueira en la comisión parlamentaria que controla el funcionamiento del ente público. Esto permitiría incluirlo en el pleno ordinario de la semana que viene.

Sin embargo, la Ejecutiva del BNG, según fuentes nacionalistas consultadas por Europa Press, ha acordado supeditar el apoyo del grupo parlamentario a que haya una «intención clara» de desarrollar la normativa vigente que regula la CRTVG, máxime, han dicho, después de la sentencia judicial que quedó ratificada y que condena al ente público por «persecución política», como así le reprochó esta formación en comisión la pasada semana.

Así las cosas, el Bloque pone como condición que se apruebe el estatuto profesional de la CRTVG, inclusive con la creación del consejo de informativos, y que se renueve la dirección actual, que encabeza Alfonso Sánchez Izquierdo desde 2009 –y cuyo mandato ya caducó–.

Con todo, aunque la renovación de los cargos tiene que ser por mayoría reforzada de 50 votos en primera vuelta y 45 en segunda, al PPdeG le basta el apoyo de ocho o tres diputados del PSOE –si el BNG mantiene esa postura– para sacar adelante la renovación en el pleno de la semana que viene, cuando también está previsto que se sustituyan sendos puestos que le corresponden a los socialistas y populares en el Consello de Contas